Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo conforme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
-

RAZONES PARA INCLUIR LOS ACCESORIOS DE YOGA EN TU PRÁCTICA HABITUAL

EL YOGA TE CUIDA POR DENTRO Y POR FUERA

En los últimos años, la obesidad y el sobrepeso se han convertido en un grave problema que afecta tanto a adultos como a niños. Obviamente, existen diferentes causas pero sin duda, el ritmo acelerado y a veces exigente que marca la sociedad, el estrés, los malos hábitos en la alimentación y una vida sedentaria suelen estar, casi siempre, al principio de la lista.

Más allá de lo puramente estético, estamos ante un tema muy serio y delicado ya que, a menudo, trae consigo numerosas enfermedades y negativas consecuencias que, en algunos casos, son irreversibles.

Afortunadamente, el Yoga es una herramienta maravillosa que puede echarnos una mano tanto a nivel físico, mental y emocional ya que trabaja de forma integral proporcionándonos equilibrio, confianza, bienestar y una buena dosis de energía y optimismo. Como sabéis, la práctica de Yoga es una invitación a conocer nuestro cuerpo y despertar la sensibilidad y sutileza que habita dentro de cada uno de nosotros. A través del Yoga, cultivamos consciencia, empatía y ecuanimidad para poder llevarla a todos los planos de nuestra vida y también descubrimos que es lo que nos hace bien y aquello otro que nos bloquea, perjudica o impide crecer.

Al conseguir cierta armonía, la ansiedad y el estrés disminuyen, la sensación de apetito se regula y nuestro organismo nos pide un ritmo más tranquilo, alimentos nutritivos y hábitos saludables que favorecen la concentración y estabilidad a la vez que nos ayudan también a tonificar nuestro cuerpo y sentirnos más ligeros.

Os dejo algunos ejercicios y asanas para ir introduciendo y alternando en vuestra rutina yóguica diaria que os ayudarán a manteneros en forma y equilibrados 🙂

  · Pranayama  Una respiración consciente proporciona infinidad de beneficios. Según lo que necesites o cual sea el momento del día, puedes elegir el que mejor se adapte a tí: Anuloma Viloma, Brahmari, Kapalbhati, Ujjai, etc.

· Surya Namaskar Una fantástica secuencia a modo de pre-calentamiento o como una propia práctica en sí misma para empezar el día con energía y vitalidad.

· Gato-Vaca Con este sencillo ejercicio dinámico fortalecemos las piernas y caderas además de movilizar y masajear toda la columna vertebral.

· Uthitta Trikonasana  Asana en la que se alargan los músculos de muslos, pantorillas y columna vertebral además de trabajar la articulación de la cadera.

· Paschimottanasana  Una postura que ayuda a eliminar las acumulaciones adiposas del vientre y tonificar la región abdominal y la pelvis.

· Navasana  Este asana fortalece los músculos de la espalda y del abdomen además de reafirmar la cintura.

· Sethu bandhasana  Una asana que nos ayuda a relajar el cuello y el pecho y que refuerza la columna vertebral. Alivia la sensación de piernas cansadas y mejora la digestión así como la eliminación de toxinas.

· Virabhadrasana  En cualquiera de sus variantes, es una postura que trabaja los músculos de los tobillos, piernas y de la pelvis. Alarga el pecho y los hombros. Y en general, mejora la postura corporal.

Compartelo en tus redes: