Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo conforme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
-

RAZONES PARA INCLUIR LOS ACCESORIOS DE YOGA EN TU PRÁCTICA HABITUAL


PROPS DE YOGA – Evoluciona en tu práctica.

Siendo un yoguini habitual, y por experiencia al haber asistido a diferentes centros de distintos estilos de Yoga, he percibido diferentes reacciones y actitudes ante la posibilidad de utilizar accesorios durante la práctica. Bloques, cinturones, incluso mantas y sillas o cojines o bolsters son a menudo rechazados. Cierto es que existen estilos fluidos como el Vinyasa o el Ashtanga yoga que su estructura de práctica dinámica no es propicia para pararnos a coger un cojín o una manta de apoyo pero… también pudieran haber otros motivos que nos llevaran a rechazar el uso de apoyos, quizás a veces se puede percibir como signo de debilidad, es decir, yo no necesito una muleta para mantenerme en pie!, o quizás es que he de esforzarme más a la hora de realizar una postura y no pensar en coger un apoyo que me libere del esfuerzo.

Mi visión acerca del uso de los apoyos durante la práctica cambió cuando después de un tiempo utilizandolos, comencé a entenderlos no como una muleta, sino como una base para experimentar y comprender mejor y explorar la alineación de mi cuerpo. El uso de apoyos puede transformar una postura forzada, donde la energia se bloquea y donde se percibe un cuerpo inmaduro que no transmite la esencia de la asana, en un cuerpo lleno de luz que transmite integridad.



RAZONES PARA INCLUIR LOS ACCESORIOS DE YOGA EN TU PRÁCTICA HABITUAL


1. Con accesorios de yoga no te vas a perder la experiencia del yoga
No todo el mundo tiene un cuerpo tan flexible como un niño. Con gente que practica yoga de todas las edades, tamaños y cualidades físicas personales, los accesorios ofrecen variantes y alternativas para que todos podamos experimentar la integridad de la postura obteniendo todos los beneficios de la asana, en lugar de correr el riesgo de lesión tratando de intentar llevar una postura más allá de nuestras posibilidades a demás de no estar beneficiándonos de su esencia postural y física.

2. Obtén una ‘lección’ de verdadera alineación!
Lo creas o no, pero el uso de accesorios no siempre significa que el yoga se vuelve más fácil. Cuando se usan correctamente, los apoyos, no te permiten hacer trampas y aprendes los verdaderos mecanismos de la postura. Por ejemplo, cuando realizamos la postura de la media luna o Ardha Chandrasana pegados contra la pared y al extender la pierna levantada y posicionarla contra la pared, mientras apoyamos la mano que está en el suelo sobre un bloque, todo esto hace que nos centremos en el giro del torso, en la pierna de apoyo y la apertura de la ingle, en la correcta alineación de las caderas, en el brazo que se eleva firme el línea con el que esta apoyado sobre el bloque y en la resistencia de la pierna elevada que permanece firme y con los músculos activos.



3. Cultiva la consolación verdadera y el confort de la asana
Considera usar una manta para el apoyo de rodillas en posturas como Anjaneyasana o Virasana, o proteger las rodillas apoyando las nalgas sobre un bloque o una manta mientras realizamos Virasana por un tiempo prolongado. Plantéate apoyar la cabeza, si es necesario porque no llegamos al suelo, sobre un bloque o manta doblada mientras permanecemos en Prasarita Padottanasana. Los accesorios de yoga ayudan a reducir la lucha interna desproporcionada y prevenir lesiones y a eliminar el dolor! De esta manera se nos permite espacio para introducirnos también emocionalmente en la asana y sobre todo sumergirnos en la esencia de la postura.



4. Conoce la verdadera relajación profunda
El uso de apoyos o accesorios para la práctica en la realización de algunas posturas restaurativas puede ayudar a conseguir una relajación más profunda y mejora los beneficios que aporta la postura. Prueba la relajación final o Savasana apoyando la parte interna de las rodillas sobre una manta enrollada para conseguir un mayor descanso de la espalda o apoyando la cabeza sobre una manta doblada mientras tapamos los ojos con un antifaz de seda, o incluso tápate con una manta cálida y suave. En Supta Baddha Konasana podemos aumentar la apertura de corazón y del pecho a la vez que conseguimos relajar profundamente la espalda y los hombros colocando un cojín o bolster de yoga de apoyo.



5. Practica para ser libre
El uso de accesorios durante la práctica de yoga puede convertirse en una herramienta para el aprendizaje de asanas, con el objetivo de ayudarnos a ser más inteligentes, a estar más en sintonía con nuestro cuerpo, y a realizar una práctica más creativa. Aprender a ser capaces de adaptar la práctica cuando existan lesiones o cualquier otro necesidad, hará que no tengas que detener por completo tu sesión de yoga.

6. La esencia del yoga, los ocho miembros
Yama, es uno de los ocho miembros de la esencia del yoga (yama, niyama, asana, pranayama, pratyahara, dharana, dhyana y samadhi), y contiene los principios de: la ahimsa o no violencia, satya o verdad, asteya o libertad frente a la avaricia, brahmacharya o control del placer sensual, y aparigraha o no codicia. Todos estos conceptos, que de entrada nos llevan a pensar en la relación que existe entre nuestro ser interno con lo externo, son fácilmente transportable a las acciones cotidianas que tenemos con nuestro ser. Como comentaba Iyengar: supongamos que al realizar una asana estiramos más el lado derecho y menos el izquierdo, o que al poner tanto empeño para poder lograr una meta física durante la realización determinada de una asana, descuidamos el daño que pudiéramos ocasionar a nuestro cuerpo. En este caso, una actitud no ética se establece en nuestro cuerpo. Hay violencia en el lado derecho donde estamos estirando más, y en el lado izquierdo donde el estiramiento es menor. Existe violencia en nuestro empeño de poder llegar a lograr una asana tal como lo logra nuestro profesor, dejando de lado la salud de nuestro cuerpo. Es una violencia deliberada porque estamos estirando demasiado. Sin embargo, cuando prestamos atención y compasión al ejecutar una asana sin ejercer ninguna daño en nuestro cuerpo, no hay apego alguno ni avaricia, pues cuando el alma se mueve junto con la inteligencia del cuerpo, no hay nada que poseer, nada que buscar. También se produce libertad frente a la codicia, porque desaparece la motivación; cuando la motivación desaparece, también desaparece la posesión y, con la no posesión, también el ansia de adquirir toca su fin. Esto, a mi parecer es lo que se denomina disciplina ética en la ejecución de asana.

Visita nuestra amplia sección de props

Compartelo en tus redes: