NIYAMA Yogawear

1438000031035
(0)
Leggings FANTASIA - Niyama
80% Poliester - 20% Elastano - Con diseño de cintura alta, están fabricados con tejidos de máxima calidad para trazar movimientos sin restricciones durante tu práctica de Yoga.

79,00€

1438000031424
(0)
Leggings SUMMER LOVE - Niyama
80% Poliester - 20% Elastano - Fabricados con tejidos de máxima calidad para trazar movimientos sin restricciones durante tu práctica de Yoga.

79,00€

1438000045988
(0)
Capri DANCING BEAUTY - Niyama
80% Poliester - 20% - Elastano Maxima comodidad para tu práctica de Yoga.

59,00€

1438000031080
(0)
Leggings GOLDEN LEAVES - Niyama
80% Poliester - 20% Elastano - Fabricados con tejidos de máxima calidad para trazar movimientos sin restricciones durante tu práctica de Yoga.

79,00€

novedades yoga

Blog

MEDICINA INTEGRATIVA: CUANDO EL PACIENTE FORMA PARTE DE SU SANACIÓN. Entrevista a María del Carmen Domínguez Castro

En la situación actual en que vivimos, en un proceso de crisis social y económica, en medio de las cuales buscamos muchas veces desconectar y sentirnos en plenitud y que debido a las circunstancias que se han venido dando como la pandemia, la salud espiritual, mental y emocional empieza a tener un papel más relevante en nuestras vidas, es importante dar cada vez más espacio para entender y para escuchar a nuestro cuerpo, comprender lo que se encuentra en desequilibrio en nuestro ser y por qué se genera tal circunstancia. Ahondamos más en la causa de nuestra dolencia porque buscamos soluciones para recuperar la salud. En este aspecto, la Medicina Integrativa se presenta como una alternativa para alcanzar nuestro bienestar. La medicina integrativa engloba una visión amplia de la persona teniendo en cuenta aspectos fisiológicos, psicológicos, nutricionales, energéticos y sociales. Incluye tratamientos convencionales y alternativas terapéuticas complementarias que contribuyen a disminuir la medicación química y favorecer la vuelta al equilibrio holístico utilizando principios activos naturales en concentraciones terapéuticas, terapias donde el esta anímico y emocional, y las causas que lo genera tiene un espacio de tratamiento y donde el propósito de vida es también fuente de entendimiento para la sanación. Para abarcar este concepto de una forma amplia y cercana, contamos con la opinión, los conocimientos y la amplia experiencia de la doctora María del Carmen Dominguez Castro, que actualmente se encarga de la consulta de Medicina integrativa en el Herbolario Hedra. -Buenos días, Dra. María del Carmen ¿Podrías contarnos algo sobre tí y acerca de cómo comenzaste a interesarte por la Medicina Integrativa? Buenos días, encantada de participar en esta entrevista. Estudié Medicina en la Universidad de Carabobo en Venezuela (UC) hace más de 35 años. Con el título de Médico Cirujano comencé a trabajar en la Medicina General, luego de varios estudios en la medicina convencional, comencé a indagar y aprender sobre medicinas antiguas, tradicionales y alternativas. Esto me apasionó por los resultados en los pacientes y a lo largo del tiempo he hecho diversidad de estudios al respecto. Uno de ellos fue Medicina Biológica, a través del Instituto de Medicina Biológica de Venezuela donde tuve la oportunidad de conocer maestros en esta área de la medicina desarrollada por algunos médicos alemanes, destacando los aportes del Dr. Pischinger quien abrió las puertas al conocimiento del espacio intercelular como no se había hecho antes y su gran importancia en la salud, sentí que había encontrado el eslabón perdido para comprender el por qué de innumerables enfermedades y además cómo curarlas. Se desarrolla toda una escuela donde confluyen conocimientos relevantes en el funcionamiento celular y terapéuticas dirigidas a resolver estos problemas de orden biológico y energético que involucra a todo el cuerpo. Aprendí de maestros como el doctor Arturo O’ Byrne con el cual tuve la oportunidad de estudiar durante dos años en un programa de educación médica continuada, la importancia de la desintoxicación, la limpieza de los sistemas enzimáticos y bioquímicos del cuerpo, entre otros. Esto me entusiasmó mucho al ver el camino de la cura para padecimientos crónicos y me impulsó a seguir estudiando y profundizar en otros conocimientos como la Medicina Natural a través de la Sociedad Latinoamericana de Medicina Natural (SOLAMENAT), donde conocí grandes maestros como Rafael García, Erick Estrada Lugo, y otros valiosos profesores de larga trayectoria en investigación. Seguidamente, tuve el honor de aprender Naturismo Tropical con su máximo representante, el Dr. Keshava Bath, toda una experiencia que marcó mi vida en antes y después. Cursé estudios de Medicina Homeopática durante 2 años y Medicina Tradicional China (MTCH) en la UC por 5 años, además de diversidad de terapias complementarias en distintas instituciones. Complementé mis estudios de MTCH en la Escuela Nei Jin de Venezuela durante 4 años. Fui docente de MTCH en la UC. Fundé la Clínica de Medicina Integrativa en Valencia, Estado Carabobo en la cual trabajé durante casi 30 años, también en asistencia, docencia e investigación en estas áreas. Posteriormente desarrollé una Maestría en desarrollo curricular enfocada en la formación de las Medicinas Alternativas y un estudio doctoral de educación me llevó a investigar sobre la integración del conocimiento médico. Por el problema venezolano migré a Canarias, aprovechando mi doble nacionalidad al ser hija de padres españoles y aquí estoy siguiendo mi misión de vida, encantada de servirles. Ahora me desempeño como Naturópata en el Herbolario Hedra y otras instituciones, mientras sale mi homologación para dedicarme de lleno a la Medicina Integrativa. -La medicina integrativa como ya hemos mencionado anteriormente abarca una visión global del organismo. ¿Cómo la definirías? Particularmente, coincido con muchas otras personalidades de la Salud en que la Medicina es una sola y es universal. Partiendo de estos principios, la Medicina es un arte y una ciencia a la vez, donde el arte es lo amplio de la visión médica que trata al ser humano y la ciencia forma parte de los métodos y procedimientos como poder indagar acerca del diagnóstico y la terapéutica adecuada que persigue un estado de salud. La Medicina como tal ha nacido con el hombre, que ha desarrollado a lo largo de su vida este conocimiento de cómo curarse de los males que le afectan, al ir conociendo la naturaleza y descubriendo elementos curativos que le han servido a lo largo del tiempo. Surge de la intuición y observación de los ritmos naturales del ser humano en contacto con la naturaleza y de la naturaleza en sí misma. Las medicinas antiguas tradicionales de los pueblos originarios tienen muy claro este enfoque universal y humanista que engloba el cuerpo, la mente y el espíritu. La Medicina que conocemos hoy en día, nace de la mano de los legados hipocráticos, de manera que en esencia, tenía este enfoque global, pero con la industrialización y progresiva tecnificación se ha ido deshumanizando y seccionando en partes. La Medicina Integrativa es entonces el intento de unir los conocimientos ancestrales con los avances tecnológicos rescatando el enfoque humanista, integral del individuo en su medio ambiente. -¿La medicina integrativa es curativa o tiene por objetivo tratar los síntomas o ambas situaciones son posibles? La Medicina Integrativa pretende reunificar el conocimiento médico aprovechando los aportes ancestrales y los de la Medicina Moderna, no trata enfermedades sino enfermos y busca investigar el origen de la enfermedad para solucionar el problema. Hipócrates, el Padre de la Medicina Moderna ha dejado su amplio legado en unos aforismos donde se establecen los principios que deben seguir los profesionales de la medicina, él organizó el conocimiento médico ético para poder atender y ayudar a un paciente a recuperar su salud o a mantenerla que sería lo ideal, prevenir. A lo largo del tiempo, la industrialización ha desviado toda esta formación médica fundamental hacia la tecnología y el desarrollo de la farmacología, dejando de lado al ser humano y por ende a sus conocimientos ancestrales valiosos y efectivos. Actualmente estamos en una circunstancia muy particular en donde vemos que los sistemas sanitarios se dedican a tratar síntomas de enfermedades con productos químicos y en el mejor de los casos hacer una cantidad de estudios tecnológicos con aparatología y cirugías o tratamientos invasivos, con sustancias de bastante toxicidad y cada día se da menor importancia a la causa del problema, lo cual ha conducido a la enfermedad crónica. Si miramos hacia las medicinas orientales, estas han sido fieles guardianes de conocimientos universales y no hay esa morbimortalidad tan elevada entre sus pacientes. – ¿Cuál consideras que es la diferencia principal entre M.I y M. Convencional? La diferencia fundamental entre estos enfoques ancestrales y los actuales es que la Medicina Convencional se ha deshumanizado, está tecnificada y muy invadida por el concepto mercantilista de la salud, se tratan enfermedades con múltiples fármacos que tienen efectos colaterales y producen más enfermedades, de manera que se cae en procesos crónicos donde la persona se va deteriorando progresivamente. Cada vez la gente busca más oportunidades de tratarse de otra manera para encontrar la solución a su problema en vista de que al tomar tanta medicación no siempre encuentran sentirse bien. Por el contrario, la Medicina Natural, la Medicina Oriental, la Medicina Integrativa ponen como centro de observación al ser humano (no a la enfermedad), indaga acerca del funcionamiento del cuerpo, la mente y el espíritu en conjunto para localizar el origen del problema. Aborda el funcionamiento energético y toma en cuenta las emociones, los sentimientos, el sentido de vida, la vocación de la persona, los talentos y capacidades, la conexión con la naturaleza y otros aspectos sutiles que la medicina actual descarta. Por otro lado, para la medicina actual el paciente es pasivo, no interviene en el proceso curativo, no opina y solo obedece la orden médica. Para la Medicina Natural Integrativa, el paciente debe participar activamente en todos los procesos de su sanación puesto que se entiende que es la única persona que realmente sabe lo que tiene y a lo mejor no lo sabe explicar o reconocer y para eso está el arte del terapeuta de ayudarle a encontrar el proceso que lo llevó a enfermar. – Como bien nos comentas una característica principal de la medicina integrativa es que se tienen en cuenta todos los aspectos del ser humano cuáles consideras que son las principales ventajas? La medicina integrativa surge como una propuesta ante la necesidad de unir el valioso aporte de las Medicinas Ancestrales que son fundamentales en la sanación, con los importantes conocimientos de la ciencia y el desarrollo tecnológico tan avanzado que ha logrado la medicina hoy en día. Establece un puente entre estas dos brechas buscando el beneficio del paciente y la población. Así que la Medicina Integrativa en sí no es una nueva Medicina. La principal ventaja es que al abordar al ser humano en todas sus dimensiones, como un todo, y no solamente su cuerpo físico o su bioquímica, se puede indagar mejor en dónde está el foco que causó la enfermedad y abordar una terapéutica apropiada con un arsenal mayor de posibilidades de sanar el problema. Entonces la Medicina Integrativa lo que pretende es establecer nuevos lazos de unión entre lo que tenemos hoy en día y lo que hemos dejado atrás para que se pueda aprovechar coherentemente ese legado cultural de las medicinas ancestrales y también los avances tecnológicos en beneficio del paciente y no de intereses creados. Hay que tener en cuenta que no se puede pretender abarcar todo desde un punto específico sin tomar en cuenta los demás aspectos del ser humano que son fundamentales para una vida sana. -¿Hay tratamientos estandarizados o siempre es una evaluación personal que depende de cada caso particular? ¿Cuáles y cómo son los tratamientos de la medicina integrativa? La medicina integrativa puede tomar mano de todo ese arsenal terapéutico antiguo en función de los conocimientos de cada terapeuta. Por ejemplo, en mi caso he complementado lo que he ido aprendiendo de los distintos enfoques tanto de la Medicina Convencional, como de la Natural, la Homeopática, la Biológica o la Tradicional China, así que uso plantas medicinales, dietas naturales, ayunos, acupuntura, terapia neural, ortomolecular, homeopatía, suplementos nutricionales, magnetoterapia, hidroterapia, geoterapia, terapias vibracionales, moxibustión, ventosas, terapias manuales, logoterapia, ajustes posturales, visualización creativa o cualquier medicación convencional pertinente, por nombrar algunas herramientas posibles. Eso no significa que vamos a usar todo en todos los pacientes sino que tenemos un arsenal terapéutico mucho mayor que nos abre un abanico de posibilidades de trabajo ante cada caso. Cada caso es único y por eso no hay protocolos, el abordaje es en función de la individualización de cada paciente y se trabaja con las herramientas apropiadas que tengamos a mano para resolver el problema. En resumen, es muy variado lo que podemos hacer, y no descartamos tampoco la utilización de algún medicamento pero le damos el justo valor a su utilización, no lo tomamos como la totalidad de lo que hay que hacer; es decir, no le ponemos el peso de la responsabilidad a un medicamento para trabajar a los pacientes sino que lo podemos utilizar en un momento… Continuar leyendo MEDICINA INTEGRATIVA: CUANDO EL PACIENTE FORMA PARTE DE SU SANACIÓN. Entrevista a María del Carmen Domínguez Castro