Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo conforme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
-

MORINGA Y YOGA – UNA COMBINACIÓN IDEAL CONTRA LA ARTRITIS

Moringa y Yoga: Una combinación ideal contra la Artritis.

La práctica de yoga es una de las mejores maneras de darle el descanso merecido a nuestra mente, y también a nuestro cuerpo. Tomar un momento para olvidar la tensión que muchas veces ocupa nuestros días en forma de estrés. El estrés a menudo se ha convertido en cotidiano como aspecto de la vida moderna. Aunque a veces no le demos la suficiente importancia, puede convertirse en un problema crónico que nos condicione diariamente y que terminará repercutiendo en nuestra salud y calidad de vida. Es por esto que llevar una vida más pausada y calmada, dando mayor importancia a lo verdaderamente esencial y disfrutando de la belleza de los pequeños detalles, sin duda será una de las mejores maneras prevenir situaciones de agotamiento del sistema nervioso y de tener una vida más plena. En la búsqueda de este bienestar, la práctica del yoga es una herramienta fundamental, que contribuirá a mejorar cuerpo y mente.

De la misma forma, combinar la práctica de yoga con una alimentación adecuada, es fundamental para la aportar la energía y vitalidad necesaria para las demandas de nuestro organismo. Una de las bebidas muy interesantes para incluir posterior a la práctica de yoga, es la Moringa, ya sea añadiendo en polvo a batidos, jugos, o directamente infusionando sus hojas, tés, etc.

La Moringa es originaria del norte de India, Etiopía, Filipinas y Sudán, también el maravilloso árbol de la moringa lo podemos encontrar en zonas de América Latina. En la India, el consumo de sus hojas, que puede ser en forma de agua, tés, en polvo, o bien como suplemento en cápsulas, está muy vinculado a la medicina ayurvédica, puesto que es un alimento al que se le atribuyen grandes propiedades para la salud. Además, es apto e indicado para todas las edades y estados, ya que es muy recomendable también en mujeres embarazadas y en menores de edad.

Sus hojas albergan salud, destaca entre sus numerosas propiedades y nutrientes que contiene aminoácidos esenciales, y grandes cantidades de antioxidantes que combaten la acción de los radicales libres, causantes del deterioro y envejecimiento celular. Debido a su aporte nutricional rico en vitamina A y C, ayuda a la respuesta del sistema inmune y a propiciar la salud ocular. Por otro lado el consumo de la moringa aporta calcio, magnesio potasio y hierro, por lo que es ideal para mantener la salud ósea y dental, además nos ayuda al correcto funcionamiento de las funciones del organismo. Otro de los minerales a destacar es el zinc, que actúa en el organismo como un nutriente esencial para el sistema inmune y como antiinflamatorio.

Debido a esto último, por su respuesta antiinflamatoria, se convierte en un complemento de nuestras dietas ideal para tratar síntomas de la artritis. Desde hace ya décadas se ha demostrado que la práctica de Yoga es ampliamente beneficiosa para tratar síntomas inflamatorios articulares además de mejorar la calidad de vida del practicante.

No obstante, aunque la Moringa es ideal para tomar después de cualquier sesión de Yoga, y es muy conocida por quienes realizan esta práctica, en casos como la artritis esta combinación es especialmente relevante para mejorar la salud.

Compartelo en tus redes: