Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo conforme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
ARTICULO BAJO PEDIDO

Plazo de entrega para Península 48/72 h. - Para Canarias consultar.

9,99

Más información

El Ácido Cítrico es uno de los ácidos más comunes producidos de origen vegetal, se encuentra en casi todas las frutas, maderas, setas, incluso en el tabaco. El Jugo de limón contiene de 5 a 7% de ácido cítrico. Desempeña un papel clave en el metabolismo de todos los seres vivos, el cuerpo humano lo produce y descompone alrededor de 2 gr de ácido cítrico por día. Tiene una amplia gama de usos: se utiliza como un aditivo alimentario (e-330), como aditivo en cosméticos y productos farmacéuticos, para acidificar refrescos y como regulador del pH. Es también descalcifica, limpia y disuelve depósitos de cal y es un excelente antioxidante. Totalmente biodegradable, es un producto básico de limpieza doméstica que debería de estar en cada hogar.

Principales Aplicaciones
- Desincrusta cafeteras, hervidores y lavadoras.
- Limpia y desinfecta superficies de acero inoxdable, croma, cerámica, plástico
- Combate el óxido
- No es tóxico para el hombre ni para el medio ambiente, totalmente biodegradable


Interés Ecológico
- Fabricado a partir de materias vegetales.
- Producción y envasado en Europaoccidental.
- Su envase esta hecho de kraft reciclado.
- No es tóxico para el hombre ni para el medio ambiente


Conservación y Precauciones:

Si se mantiene alejado de la humedad, el ácido cítrico puede conservarse muchos años. Una gran humedad puede formar grumos, sin dañar las cualidades del ácido cítrico.
Mantener fuera del alcance de los niños.
Conservar los restos del preparado para un próximo uso o llevarlos a un punto limpio.
Provoca irritación ocular grave.
Leer la etiqueta antes del uso. Llevar guantes/prendas/gafas/máscara de protección. Lavarse concienzudamente tras la manipulación. En caso de contacto con los ojos: aclarar cuidadosamente con agua durante varios minutos. Quitar las lentes de contacto, si lleva y resulta fácil. Seguir aclarando. Si persiste la irritación ocular:consultar a un médico. Si se necesita consejo médico, tener a mano el envase o la etiqueta.
Una fuerte concentración de ácido cítrico no es conveniente para el esmalte, el aluminio, el mármol y en general para todas las superficies sensibles al ácido. Proteger la ropa de color de las salpicaduras de ácido cítrico (posibilidad de manchas irreversibles), limpiar inmediatamente las salpicaduras con abundante agua. No poner en contacto con el carbonato de sodio o con productos de limpieza a base de cloro. Las viejas maquinas de café, lavadoras y los hervidores de agua a menudo tienen tal cantidad de cal, que pueden quedar dañadas. No nos hacemos responsables en caso de que surja algún problema o incidente.


Aplicaciones y Modo de Empleo
Quitar manchas del té o tazas de café
Vierta 1 a 2 cucharadas en la mancha, con el agua hirviendo y dejar actuar durante 30 minutos. Aclare con cuidado.

Quitar películas finas de cal, cemento o yeso
Diluya 3 a 6 cucharadas de ácido cítrico en 1 litro del agua. Rocíe con esta solución y Aclarar con agua limpia.

La limpieza de bases quemadas de cazuelas de acero inoxidable
Diluya 12 cucharadas de ácido cítrico en 1 taza del agua, caliente la solución durante unos minutos en la cazuela quemada y aclárelo transcurridos unos minutos.

Limpiando cromo, acero inoxidable, superficies de cerámica y plásticas
Disuelva 2 a 5 cucharadas de ácido cítrico en 1 litro de agua caliente. Frote las superficies con la solución. Aclare con cuidado.

También te puede interesar: