Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo conforme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
-

YOGA PARA EL DESPERTAR

Suele pasarnos que nos levantamos con mucha apatía, no rendimos, y lo único que pensamos es en tomar un buen café o té para conseguir despertar. La práctica de yoga por la mañana, ayuda a afrontar la jornada con mayor confianza y energía. Te proponemos una práctica sencilla para despertar con ilusión y llenarte de vitalidad. Es ideal combinarla con respiraciones profundas y lentas, que permita oxigenar y activar todo nuestro organismo, facilitando el despertar y la bienvenida a un nuevo día.

La que presentamos a continuación, es una excelente rutina matinal de yoga:

Una de las mejores maneras de comenzar es la práctica de Yoga es mediante ‘Surya Namaskar’ o el ‘Saludo al Sol’. Una práctica muy completa para activar y estimular musculatura, órganos y en general todas las partes del cuerpo facilitando el flujo de la energía y el despertar de la mente potenciando la buena salud, la energía física, mental y espiritual.  El ‘Saludo al Sol’ consiste en una combinación de asanas enlazadas que ha de realizarse de forma continuada una detrás de otra. En su conjunto consiguen aportarnos beneficios, no solo fisiológicos y físicos, sino también a nivel mental, pues concentrados en su realización y en la respiración, nos ayuda a obtener paz y bienestar. Como su nombre indica, es una manera ideal para empezar el día recargándonos con la luz solar, y con la práctica de yoga para conectar con nosotros mismos/as y con nuestro entorno. La práctica del Saludo al Sol, la llevaremos a cabo realizando respiraciones suaves y profundas, permitiendo oxigenar nuestro cerebro, y mejorar la circulación sanguínea. Lo que nos ayudará a estar más activos, y poder pensar con claridad el resto del día, al mismo tiempo que estiramos nuestros músculos y liberamos las posibles tensiones de la noche. Recordar que el ‘Saludo al Sol’ es una práctica de agradecimiento a la vida para llenar el corazón de gratitud y vivir la experiencia del día a día en alegría y amor.

Tras ello, podemos realizar ‘Trikonasana’ o la postura del triángulo, que es una gran aliada para aportar flexibilidad, aliviar los dolores de la espalda tonificar y fortalecer los brazos y piernas.

Seguidamente, realizar la postura de ‘Virabhadrasana 1’ o ‘la lanza’, que nos ayuda a que la columna se alargue y eleve, y el pecho se abra. Lo que nos beneficiará en la respiración y la postura de la espalda para afrontar el día.

La postura del del ‘Árbol’ o ‘Vriksasana’ ayuda aliviar la rigidez de los hombros y a mantener el equilibrio. Es una aliada para mantener la calma tras una postura intensa, relaja la respiración y enfoca la atención en un punto para ayudar a mantener el equilibrio. Lleva ese espacio de paz contigo durante el día.

Termina las posturas siempre con Savasana. Lleva la respiración suave sin forzar y permítete recorrer tu cuerpo enfocando la atención en cada espacio de tu cuerpo.

Sin duda alguna, mediante la práctica de yoga, podemos iniciar la mañana con energía y paz mental, que es algo que tu cuerpo te agradecerá todo el día. De esta manera, si estás bien contigo mismo/a podrás contagiar es bienestar. ¡Deja que la energía positiva fluya a tu alrededor!

Compartelo en tus redes: