Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo conforme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
ARTICULO BAJO PEDIDO

Plazo de entrega para Península 48/72 h. - Para Canarias consultar.

7,75
El Miso es el resultado de una conocida maduración, de aproximadamente un año de duración, de soja, sales y cereales, efectuada en grandes tinas de cedro. Este proceso da origen a una pasta oscura y sabrosísima que se utiliza principalmente junto con los dados de caldo en la preparación de sopas, salsas y condimentos varios. El Miso de Arroz Johsen, producido con soja, arroz integral y sal tiene un sabor puro e intenso.

El miso (del japonés "fuente del sabor", de "mi-" es "sabor o condimento", y "-so" "fuente") es una pasta aromatizante fermentada, hecha con semillas de soja y/o cereales y sal marina. Durante siglos fue considerado un alimento curativo en China y Japón.

Según la mitología japonesa, el miso fue un regalo de los dioses para garantizar al hombre salud, longevidad y felicidad. Aparece inicialmente en las zonas montañesas para combatir el frío.

Contiene enzimas que ayudan a la digestión, y suministra carbohidratos, lípidos, vitaminas, minerales y proteínas.

Modo de Empleo
Añadir al final de la cocción en sopas sin hacerlo hervir. El miso ya es salado por lo que no es necesario añadir sal en los platos que se preparen con este alimento. La eventual aparición de grumos claros en la superficie es debido a la presencia de un aminoácido (tirosina) que se desarrolla naturalmente en el miso fermentado.

Ingredientes
Soja* (42,8%), arroz integral* (32,1%), sal marina, agua, koji (Aspergillus oryzae) (<0,01%).

* de agricultura ecológica

Alérgenos
Puede contener trazas de gluten y sésamo.

Presentación
Envase de 300 gr

Valores Nutricionales por 100 gr
Valor energético
Kcal.155
Kj.649
Carbohidratos (gr) ............ 17.9
Proteínas (gr) .............. 12
Grasas (gr) .......... 3.9


Variedades de Miso
A lo largo de la historia han ido apareciendo diferentes tipos de Miso según el clima, las costumbres o la disponibilidad de unos alimentos u otros.
La técnica utilizada consiste en colocar presionados los granos de soja y algún otro cereal (según el tipo de Miso) con sal marina. El tiempo de fermentación también depende del tipo de Miso aunque en general suele ser de aproximadamente dos años. Realmente hay muchos tipos de Miso pero los más conocidos en Occidente son:


Hatcho Miso está hecho sólo a base de soja siendo por ello el más proteico (20 %) Es el de sabor más fuerte y sabe más salado. Ideal cuando hace mucho frío o nos sentimos muy debilitados.
Komé Miso a base de soja y arroz blanco. Tiene un a sabor muy suave, incluso un poco dulzón. Ideal en verano. Antes era de consumo exclusivo de la aristocracia y de los samuráis.
Genmai Miso a base de soja y arroz integral. El hecho de que sea arroz integral mejora su cantidad de nutrientes pero hace más complejo el proceso de fermentación. De sabor suave y muy agradable.
Mugí Miso miso de soja con cebada. Contiene un 13% de proteínas. Es uno de los que tiene más éxito en Occidente ya que su sabor no es ni demasiado fuerte ni demasiado suave.

Beneficios del Miso

- Para la vitalidad - el miso contiene grandes cantidades de glucosa, un energetizante. En invierno, los platos con miso nos previenen del frío.
- Para un metabolismo adecuado - el miso es rico en minerales.
- Para la digestión - el miso contiene enzimas vivas. Disminuye los efectos de comidas pesadas, despeja las obstrucciones.
- Para enfermedades cardíacas - el miso contiene ácido linoléico y lecitina que disuelven el colesterol en la sangre. Evita la arterioesclerosis o la hipertesión.
- Para la belleza - el miso nutre la piel y promueve la regeneración de células. Hace brillar el cabello con vitalidad.
- El miso disminuye los efectos del consumo excesivo de alcohol, tabaco, drogas, productos químicos y radiaciones.
- Según su modo de empleo y en combinación con otros alimentos, también sirve en casos de asma, diabetes, diarreas, jaquecas y dolores de cabeza.

También te puede interesar: